La etnoeducación en América Latina. El caso de Colombia: una deuda pendiente

La etnoeducación en América Latina. El caso de Colombia: una deuda pendiente

Tras la conmemoración de más de cuatro lustros de la promulgación de la Constitución Colombiana de 1991, que erige como característica del Estado colombiano el reconocimiento de la diversidad étnica y ante la reciente celebración de la tercera cumbre mundial de alcaldes y mandatarios afrodescendientes que reiteró la necesidad de posicional a la educación y la comunicación como ejes estructurales de desarrollo de los afroamericanos[1] y contando como telón de fondo el hundimiento de la ley de igualdad de oportunidades para la población afrodescendiente, este texto, pretende efectuar una revisión de los avances de la inserción de la cátedra de etnoeducación, para insistir en la construcción mancomunada de un Estado efectivamente multicultural y pluralista, fundado en el respeto y el reconocimiento de nuestra identidad diversa.